¿Cuál Es El Sentido De Tu Vida?

yo-soy

Buscamos el sentido de la vida en el éxito, los aplausos, la admiración, incluso que nos quieran, vivimos en un mundo donde impera la industria de la distracción, todo vale para  no pensar, para no estar a solas con nosotros mismos.

Piensa por un momento que pasaría si te quedaras un día completamente solo, sin poder salir de casa, sin tele, internet, teléfono, consola y sin poder hacer compras. Seguramente te desesperarías y sentirías una gran ansiedad. Nos da mucho miedo nuestra soledad, por qué es ahí cuando sentimos que algo nos falta, hay un inmenso vacío en nuestro interior, un malestar que no sabemos explicar muy bien que es, empezamos a sentirnos incómodos y tratamos de acallar esas sensaciones con cualquier actividad que no nos permita pensar.

Hemos creado una incapacidad para soportar la responsabilidad de los propios deseos y sentimientos. Cuando tomamos contacto con nuestras necesidades, surge inmediatamente el malestar.

Si queremos encontrar el sentido de nuestra vida, debemos estar atentos de las propias trampas que nos ponemos inconscientemente para desviar nuestra atención y de cómo, con ello, nos impedimos alcanzar las satisfacciones que anhelamos.

El primer aviso, es sentir que nos falta algo en nuestra vida, a pesar de tener una familia, un buen trabajo y comodidades,  nos falta una meta vital, ahí es cuando hay que preguntarse, no “porque” sino “para que” estoy aquí, interrogarnos sobre cómo queremos vivir, en el amor, el trabajo, las amistades, la relación con el dinero, etc. Y que nos impide alcanzar las satisfacciones que anhelamos.

Al reconocerlo tomamos consciencia de que el sentido de la vida tiene que ver con asumir la responsabilidad de nuestra vida y lo que ocurre en ella, con convertirnos en creadores de lo que queremos en lugar de ser simples observadores, y que nos encontramos aquí para un propósito único, que solo nosotros podemos realizar.

Todos, en algún momento, sentimos una necesidad interior de realizar cambios en nuestras vidas, de repente ya no queremos seguir viviendo como lo hemos hecho hasta ahora.

Marcarse objetivos es el primer paso para empezar nuestra búsqueda, las metas nos hacen salir de lo rutinario, cambiar los “me gustaría” por “yo deseo” y buscar los medios necesarios que nos permiten llegar a ellas. Inventar y diseñar estrategias, proyectos, acciones que vayan haciendo realidad lo nuevo.

Trabajar en algo que quieres requiere esfuerzo, motivación y energía,  pero es lo que te hace sentirte más feliz. Seguir adelante a pesar de las dudas y miedos es lo que nos permite llegar a ser lo que en realidad uno es.

El sentido de la vida se nos muestra si escuchamos a nuestra voz interior, hay que dejar cosas atrás, confrontarnos con nosotros mismos, hacernos las preguntas adecuadas  para descubrir nuestras mejores respuestas  y alcanzar una vida llena de sentido.

“Volvía a sentir inmensas ganas de vivir cuando descubrí que el sentido de mi vida era el que yo le quisiera dar”.

Paulo Coelho

Esta entrada fue publicada Desarrollo Personal.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>