La Ansiedad En Eventos Sociales

Imagina por un momento que un compañero de trabajo de otro departamento te invita a su fiesta de cumpleaños el próximo viernes. Si decidieras ir, es casi seguro que aparte de él, no conocerías a nadie más en la fiesta. Tan solo pensar en llegar al lugar y verte rodeado de caras desconocidas es suficiente para que se dispare la ansiedad y declines la invitación. Pensamientos como “todo el mundo me mirará” o “qué pensarán de mí al ver que estoy solo” no ayudaran en absoluto a decidirnos ampliar nuestro círculo de amistades y disfrutar de la fiesta.

Lo primero que quiero decirte hoy es que la ironía de esta situación es que todos los demás en la fiesta estarán pensando y preocupándose por lo mismo que tú. De hecho, están tan preocupados por lo que los demás piensan de ellos, que tú personalmente pasas desapercibido. Si te decidieras por ejemplo a ir solo a una discoteca, el DJ no va a para la música para anunciar algo así como “atención, hay una persona sola en la barra, cuidado”, para nada, todo el mundo está ocupado pasándoselo bien y sobre todo muy preocupados por lo que otras personas puedan pensar de ellos.

En los casos de eventos sociales como una fiesta o cena de trabajo, lo que nos paraliza y causa ansiedad son lasproyecciones futuras que hacemos en nuestra cabeza. Nos imaginamos a nosotros mismos quedándonos en blanco en una conversación o siendo rechazados por la persona a la que nos acercamos para charlar. Pero recuerda, todas estas proyecciones están solo en tu cabeza, es imposible predecir que reacciones tendrá una persona si te decides acercarte a ella. ¿Recuerdas alguna situación en tu vida donde hablaste con un desconocido y la reacción fue positiva? Puede ser algo tan sencillo como la cajera del supermercado o un camarero en el restaurante.  La clave aquí es darse cuenta que en mucha ocasiones ya has podido hablar con desconocidos obteniendo una reacción positiva.

Ahora que hemos dejado claro que produce la ansiedad, quiero darte unas herramientas para que la próxima fiesta a la que acudas sea todo un éxito. Lo primero y más sencillo es que cuando  empiecen a aparecer esos pensamientos catastróficos sobre lo que podría pasar si vas, seas consciente de ello y los pares. No puedes predecir el futuro así que, para que perder el tiempo intentándolo. Lo segundo es que vayas preparado. Recuerda alguna historia graciosa que sepas que hace reír a tus amigos, si es una reunión de trabajo, ten a mano una anécdota divertida (pero no ofensiva) que puedas compartir con otros colegas de profesión. La cuestión es llevar algo preparado para evitar el miedo de quedarte en blanco ante una conversación. Si sientes que a lo mejor se te pueden olvidar, llévalas escritas en un papel y guárdalo dentro del bolso o la cartera. Sólo el saber que están allí para cuando los necesites, te dará seguridad.

Hacer nuevas amistades y expandir nuestro círculo social es una de las experiencias más enriquecedoras que podamos tener. El problema es que a la vez puede resultarnos muy difícil salir de nuestra zona de confort y lanzarnos a la aventura. Pero una cosa te puedo asegurar, cuando te decidas a probar, tú mismo te darás cuenta que no era para tanto, que la inmensa mayoría de cosas que te preocupaban que fueran a pasar eran solo una ilusión. Te animo a que la próxima vez que te inviten a una fiesta donde no te sientes del todo cómodo, pongas en práctica lo que te he explicado y decidas darle una oportunidad. Como siempre, me encantará saber de ti y que resultados has obtenido, pásate por la sección de contacto y cuéntanoslo.

Esta entrada fue publicada Relaciones.


Una respuesta a La Ansiedad En Eventos Sociales

  1. Hugo dijo:

    Muy buen material, gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>