¿Los Mareos Te Mantienen Encerrado En Casa?

mareos-ansiedad

Si alguna vez te has sentido desorientado, sin fuerzas y que todo a tú alrededor parece “irreal”, como si hubieras bebido mucho alcohol, entonces es muy probable que estés sufriendo uno de los síntomas más comunes de la ansiedad: los mareos.

Todos esos síntomas los está provocando tu cuerpo al acumular tensión y es en este estado cuando se producen los mareos al recibir el cerebro menos oxígeno del que necesita. La mejor solución para estos casos es una técnica de relajación milenaria llamada respiración consciente. Consiste en tomar de 5 a 6 respiraciones profundas nada más levantarte por la mañana y repetir el proceso otra vez por la tarde. Es muy importante que las hagas tomando plena consciencia de tu respiración dejando a un lado cualquier pensamiento o preocupación que puedas tener (no te preocupes, no irán a ninguna parte y seguirán ahí cuando termines el ejercicio). Empieza tomando aire por la nariz y tratar que llegue hasta el estomago colocando tu mano sobre él para que puedas sentir como el aire entra hasta el estomago y no se queda en el pecho. Luego suéltalo lentamente, da igual si es por la nariz o la boca, como te sea más cómodo, hasta que haya salido todo el aire. Repite esta técnica de respiración consciente durante 10 días y tú mismo te sorprenderás de los resultados.

Para lograr dejar atrás los mareos y poder disfrutar plenamente de nuestra vida sin que el miedo a futuros mareos nos tenga prisioneros en nuestro propio hogar, es muy importante saber además de cómo controlarlos, averiguar qué es lo que nos está provocando esos mareos. Hacernos la siguiente pregunta nos ayudará a encontrar la respuesta:

¿Que es lo que realmente me está agobiando en estos momentos?”

Esta poderosa pregunta nos ayudará a descubrir que hay detrás de todas esta dolencias, porque cuando NO nos enfrentamos cara a cara con nuestros temores es cuando el cuerpo manifiesta todo esos síntomas que te describía al principio del artículo. Tómate tu tiempo para contestarla y descubrir qué es lo que realmente te está agobiando. Puedo ser un bache un tu relación de pareja, un conflicto sin resolver en el trabajo o algún problema de los niños. Si te tomas un momento para reflexionar siendo honesto contigo mismo, muy pronto te darás cuenta de cuál  es la raíz del problema y podrás ponerte manos a la obra para solucionarlo y evitar que los mareos vuelvan a aparecer.

Para terminar, una última recomendación. Intenta sacar tiempo para hacer alguna actividad que te guste (pintar, leer, escribir, hacer deporte, bailar o simplemente oír tu música favorita) donde puedas disfrutar y dejar que tu mente descanse. Una mente tranquila y relajada es la mejor aliada que puedes tener para superar la ansiedad.

Esta entrada fue publicada Desarrollo Personal, Salud.


2 respuestas a ¿Los Mareos Te Mantienen Encerrado En Casa?

  1. marlene martinez dijo:

    he leido con mucha atencion la guia que me envio, tambien lo que dice sobre los mareos, ultimamente son muy seguidos, seguire al pie de la letra sus consejos, hasta este momento dudaba que lo que tengo son ataques de panico, aca donde vivo en Venezuela para ser sincera los medicos no ayudan mucho en este tipo de cosas se limitan a mandar ansioliticos , por sierto estoy medicada con un mg. de alpran diario y lo peor es que ya estoy adicta a esa pastilla, creo que es la que esta haciendo que viva dia a dia como en un mundo irreal, le agradezco mucho su atencion es bueno saber que aun hay personas que se preocupan y con las que podemos contar cuando ya creemos que todo esta perdido, Bendiciones

    • Elías hasbun dijo:

      No te preocupes porque yo pase por lo mismo q tu estas pasando. Todavía no logró controlarlo del todo pero ya mi vida a mejorado muchísimo. A mi los médicos me dejaron 3 mg. De lexotan diarios pero ya lo voy dejando poco a poco. Así qué ánimos porque sí se puede.
      Saludos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>