«NO», Una Palabra Tan Sencilla Y Tan Difícil De Decir

decir no88

¡No corras! ¡No grites! ¡No toques eso! Creo que cuando somos pequeños es la palabra que más oímos. Aprendemos a pronunciarla alrededor de los dos años y no paramos de decirla. Pero a medida que nos vamos haciendo mayores, cada vez nos es más difícil pronunciarla.

Cuantas veces has querido rechazar una invitación, hacer un favor o simplemente negarte a una petición de un amigo o familiar y comienzas a  inventar excusas o mientes con tal de no pronunciar un  “NO”.

Tenemos una tremenda necesidad de agradar a los demás, pensamos que si nos negamos a una petición o un favor vamos a quedar mal.  Eso hace que entremos en conflicto entre atender nuestras necesidades o la de los demás.

¿Porque nos cuesta tanto decir NO? ¿Que se nos pasa por la cabeza?:

“Voy a decepcionarlo”.

“Tal vez deje de contar conmigo”.

“No seré aceptada/o”.

“No quiero que se enfade”.

“Me dejará de querer”.

El precio que tenemos que pagar por no saber negarnos, es sentir que no nos respetamos, nos sentimos molestos  con nosotros mismos para luego enfadamos por no ser coherentes con lo que deseábamos.

¿Cómo decir NO?

Saber decir No, es expresar con claridad la razón por cual no vamos a realizar la petición, haciendo saber que entendemos su situación y sus sentimientos, pero no disponemos de tiempo o ganas en esos momentos.

El No dicho con respeto, de forma serena y dando una honesta explicación, nos hace sentir más seguros ya que actuamos de forma coherente entre lo que sentimos y pensamos.

No hace falta mentir ni dar excusas inverosímiles que lo más seguro que no nos crean, solo exprésate  calmadamente y con seguridad.

Te sorprenderá  como se crean relaciones más saludables, y contrariamente a lo que pensabas, te respetarán más. Además te sentirás orgulloso de ti mismo por haber tomado el control de tu vida y  redirigir tú tiempo hacia las personas y actividades que son verdaderamente importantes para ti.

La próxima vez que alguien te pida un favor que no deseas realizar, atrévete a decir NO, sin sentir vergüenza ni temor y experimenta lo que se siente.

Esta entrada fue publicada Sin categoría.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>