¿Qué Pensarán De Mi?

molesta-2

“¿Qué habrán pensado de mi?” Mi cabeza no deja de dar vueltas pensando si eso que dije fue lo correcto, si eso que hice estuvo fuera de lugar…

¿Realmente vale la pena preocuparse tanto que los demás tengan una buena opinión de ti? No podemos complacer a todos, siempre habrá personas que nos admiren y otras a las que no les gustamos en absoluto.

Todos tenemos nuestras inseguridades, todos hemos sufrido situaciones pasadas que nos han hecho dudar de nosotros mismos, pero el sufrimiento que provoca el miedo a qué pensarán de ti los demás, puede llegar a ser muy agotador. La preocupación por la impresión que les causas a los demás hace que nos sintamos muy inseguros y poco a poco vamos perdiendo la confianza en nosotros mismos.

La clave está en centrarte en lo que eres, permítete estar orgulloso de ti, por tus valores, por tus talentos, habilidades, por tus logros, piensa en ellos por un momento, ¿Cómo lo has conseguido? ¿Qué estrategias has utilizado para alcanzarlos?. Esos son tus verdaderos talentos, no agradar “falsamente” a los demás. Comienza a agradarte a ti mismo, si consigues esto, las personas que te rodean estarán contigo por lo que tú eres, por tus cualidades y no porque adoptes un personaje para caer bien.

Intenta no concentrarte tanto en las diferencias entre tú y las demás personas y aprende a darte cuenta de las cosas que realmente te importan.

Para empezar a dejar de preocuparnos por el juicio de los demás, primero hay que eliminar los: “debo ser”, “tengo que comportarme…”, “he de mostrarme”. Estas frases son imposiciones y provocan mucha carga.

Date a ti mismo la misma aceptación que buscas de los demás, aprobando tus gustos, acciones y palabras, porque son tuyos.

Comprueba si realmente los demás te dejarían de quererte si eres auténtico y te muestras tal y como eres.

Presta más atención a las veces que sí te aceptan y que sí te reconocen por quien eres, Solemos poner más el foco de atención en lo negativo y pasa desapercibido lo positivo.

Y recuerda: Cada vez que te preocupe lo que la gente pueda estar pensando de ti, piensa que probablemente esas personas estarán igual de preocupadas por lo que tú puedas pensar de ellas. Pues a fin de cuentas, todos somos personas y nos encanta sentirnos amados.

Esta entrada fue publicada Desarrollo Personal.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>