¿Sabes Que Es La Amaxofobia?

Ansiedad-conducir

Es el miedo a conducir.  Hay muchas formas de padecerlas, algunas personas sienten miedo en la autopista, otras en la ciudad, en los túneles, al pasar al lado de un camión, cuando se ven obligados a superar determinada velocidad,  con condiciones meteorológicas adversas, si llevan detrás otro vehículo, en un atasco,  de noche, temen tener un accidente  o dañar a otros.

Los factores que influyen en la amaxofobia son diversos, tener poca experiencia al volante, haber sufrido o presenciar un accidente y sobre todo, sufrir un ataque de pánico mientras se conduce.

Las personas con miedo a conducir sufren un alto grado de incomprensión por parte de amigos y familiares que no entienden que, sabiendo conducir, les provoque tanto temor hacerlo. Esto solo consigue bajarles su autoestima, sintiéndose cada vez  menos capacitadas para volver a ponerse al volante.

¿A quienes afecta la amaxofobia? especialmente a personas que tienen miedo por la falta de control, que son inseguras y que sufren estrés y ansiedad.

Suelen ser  personas muy responsables, autoexigentes, perfeccionistas, necesitan  tener todas las situaciones bajo su control, incluida la conducción.

Cuando se ven obligados a conducir lo hacen con ansiedad, nerviosismo, tienen taquicardias, sudoración en las manos y falta de aire, lo que provoca evitar siempre que puedan, no conducir.

Dejar de conducir por no sentir ansiedad no es la solución pues se hace aun más fóbica la situación, además  te convierte en una persona muy dependiente, te ves obligado a cambiar tus planes y eso te provoca frustración, impotencia y  tristeza, además los síntomas de esa ansiedad «mutarán» a otra situación ya que el problema sigue estando ahí.

¿Qué puedes hacer? Intenta averiguar en qué momento de tu vida ha aparecido la ansiedad conduciendo,  porque situación  estabas  pasando cuando ocurrió por primera vez, qué tipos de decisiones tenías que tomar o que necesitabas en ese momento. Recuerda que la ansiedad es un síntoma que nos indica que algún área de nuestra vida no se ajusta a lo que deseamos.

Para volver a tener confianza en ti mismo, intenta retomar el coche poco a poco.

1º.-  Hacer un trayecto muy corto, por ejemplo darte una vuelta a la manzana y regresa a casa, no hacer nada más que eso durante 4-5 días.

2º.-  Al regresar a casa, felicítate si has podido dar la vuelta sin sentir angustia.

3º.-  Cuando sepas que tienes que salir en tu automóvil, cierra los ojos y recuerda un momento en que hayas conducido sin miedo, sin prisa sube al coche y vuelve a recordar ese momento, si puedes, pon una música que te guste, para asociar esa buena sensación.

Tomate tu tiempo, si el paso nº1 lo tienes que alargar una semana, no pasa nada, lo importante es que vayas adquiriendo seguridad, nunca te obligues hacerlo si estás con mucha ansiedad ya que eso va sumando y al final optas por no conducir.

No olvides que la mejor forma de superar tus miedos es enfrentándote a ellos, y si es necesario, pide ayuda.

No temas comentarles a tus familiares o amigos abiertamente que te da miedo conducir, es importante que comprendan que no es un capricho, si no, algo que realmente te hace sufrir.

Esta entrada fue publicada Salud.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>