Sentirse Angustiado Cuando Hay Mucha Gente

miedo gente

Aquí les dejo otro testimonio.

Me sentía muy angustiado cuando iba a cualquier sitio en el que hubiera mucha gente, ya fuera ir a clase, al mercado, a una fiesta, etc. incluso antes de salir de casa ya me sentía aterrorizado y la ansiedad iba creciendo a medida que me acercaba al lugar.

Yo no podía aceptar invitaciones de ningún tipo que requiriese estar con mucha gente. Sentía el estómago descompuesto y casi creía tener gripe. Mi corazón me latía muy fuerte, sudaba mucho e incluso a veces tenía la sensación de estar separado de mi mismo y de todos los demás.
Cuando estaba en una sala llena de gente me paraba en un rincón, lo cual me daba mucha vergüenza, pero me sentía incapaz de pensar en qué decir a nadie. Me ruborizaba ante cualquier situación social y sentía que todos los ojos estaban puestos en mí. Me sentía tan torpe que solo pensaba en irme a casa inmediatamente.

Siempre evitaba cualquier situación en la que tuviese que hablar en público, incluso renuncié a un mejor puesto de trabajo en el que me duplicaban el sueldo porque implicaba hablar en público. Pensaba que me desmayaría al ponerme delante del público, que me quedaría en blanco, que no encontraría las palabras necesarias para hablar o que tartamudearía.

Cuando veía que se acercaba una situación en la que tendría que hablar ante varias personas sentía dolor en el estómago, y cuando llegaba el momento sentía nauseas e incluso dificultad para respirar. Tenía miedo a que todos me juzgaran por mi incapacidad y torpeza ante la gente.

Era incapaz de acercarme a una mujer, cuando lo hacía empezaba a temblar y a sudar. Tenía miedo de decir o hacer algo en lo que se sintiera incómoda, incluso a veces tartamudeaba y pensaba  que notarían mi inseguridad.

No podía mirar a ninguna mujer a los ojos y llegué a evitar cualquier situación en la que implicara tener que dirigirme a una que no conociese.  Estuve en varias terapias, pero nada cambiaba nada.

Un amigo me recomendó a su Psicóloga, que a él le había ido muy bien, tardé en decirme pensando que sería más de lo mismo, además, me pillaba bastante lejos de donde vivo.

A raíz de un ataque muy fuerte, decidí llamar y empecé a ir a terapia, poco a poco empecé a exponerme a esas situaciones que me daban ansiedad, lo he ido superando y gracias a la terapia, hace tres meses conocí a la que ahora es mi novia.

Me pides que te diga que fue lo que más me ha servido y lo que menos en terapia, la verdad es que todo me ha ayudado. Te estoy  muy agradecido Patricia, sé que no fui un paciente fácil, pero lograste sacar lo mejor de mí.

Esta entrada fue publicada Sin categoría.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>